BOLETÍN DE PRENSA

"LA VOZ HABITADA"
LIBRO DE SIETE POETAS ACTUALES SE PRESENTA

“La voz habitada (Siete poetas ecuatorianos frente a un nuevo siglo)” es una muestra colectiva de poesía de los autores MARIALUZ ALBUJA BAYAS (Quito, 1972), ANA CECILIA BLUM (Guayaquil, 1972), JULIA ERAZO DELGADO (Quito, 1972), CARLOS GARZÓN NOBOA (Quito, 1972), XAVIER OQUENDO TRONCOSO (Ambato, 1972), CARMEN INÉS PERDOMO GUTIÉRREZ (Esmeraldas, 1973) y CARLOS VALLEJO MONCAYO (Quito, 1973) que Editorial Eskeletra y el Ángel Editor presentan este jueves 18 de septiembre, a las 19h00 en el Teatro Prometeo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” (Av. 6 de Diciembre y Patria). La apreciación del libro estará a cargo de la catedrática LUCÍA LEMOS y el escritor JORGE DÁVILA VÁSQUEZ.

Los autores que conforman este libro nacen entre 1972 y 1973 y comienzan a escribir en la década de los noventa. Su obra se enmarca dentro de la última generación de escritores ecuatorianos. Todos ellos han publicado libros y han sido premiados y reconocidos con publicaciones e invitaciones a encuentros de literatura. Lo que pretenden con este libro es una poética en la que se vislumbre la voz individual de cada autor en mezcla con esa complicidad generacional que los une.

El libro contiene una presentación del poeta mexicano EFRAÍN BARTOLOMÉ, Premio Internacional de poesía Jaime Sabines; el prólogo fue escrito por el poeta uruguayo RAFAEL COURTOISIE, conocido escritor latinoamericano, ganador del Premio de Poesía Loewe y del Blas de Otero; el epílogo fue escrito por el poeta ecuatoriano radicado en Francia, RAMIRO OVIEDO.

Cada autor presenta una muestra de 16 poemas que constituyen un cuaderno de poesía que lleva un título. Contiene, además, un manuscrito de puño y letra de los autores y un retrato de cada uno de ellos realizado por CARLOS GARZÓN NOBOA.

Este libro representa la esmerada labor que ha desplegado la última generación de poetas en el Ecuador. Resulta, sin serlo, una suerte de antología generacional de la poesía ecuatoriana de fin de siglo.

"Por las páginas de este libro vaga un silencio que delata la existencia de una voz…, una voz polifónica, de siete artistas, que pretende someter al lector en su lucha por llegar a ser cómplice del juego de la connotación. Los habitantes de este libro pretenden lograr un trabajo poético que responda a un tiempo, a una edad, a un país, a un idioma, a un universo. Callan… Quieren ser la pausa, el ritmo, el poema. Han decidido no dejarse arrastrar por el torbellino del canon impuesto, del patrón que somete. Quieren zanjar el impase con estilo, con la música rotunda de la originalidad. Se presentan al territorio de la palabra desnudos y sin equipaje. Esperan cada día que pare el tren puntualmente en su estación para abordarlo y dejarse llevar por las sendas de su personalísimo discurso, el mismo que ahora lo presentan en colectivo. Estos siete nombres, todos piezas claves para entender el gran poema que todos los días inventa la patria del lenguaje, ya producen ecos entre los fuertes chasquidos de la locomotora que por ahora no quiere detenerse. "

 

~~~~~~

LOS AUTORES Y SUS TEXTOS

 

MARIALUZ ALBUJA BAYAS

 

ALGUNA VEZ

Alguna vez
quién sabe si después
o antes
del amanecer.
Alguna vez
mientras en algún sitio un automóvil se detenga y alguien baje, sin mirarte.
Alguna vez
al finalizar una jornada de trabajo particularmente aburrida,
quién sabe si segundos antes de que la luna asome la cabeza tras los árboles
(su cuerpo habrá de estar siempre escondido)
o mientras las noticias den a conocer los más triviales hechos.
Alguna vez
quizá al comienzo de otra guerra
o en el descanso de las gradas que recorres cada día
sin notar que el pasamanos ya no aguanta
me habrás, por fin,
definitivamente
olvidado.

 

VOLVERÉ A PERDERME POR LOS CAMINOS
que doblan y se dividen.
Caeré en las mil trampas que el bosque me tienda.
Haré nuevamente
como quien repite un antiguo ritual
aquello que se confunde con lo soñado.

Llegaré prodigiosa.
Hallaré en la palabra el milagro
ese abrupto diluvio capaz de encontrarte
esa luz que te hiciera venir hasta aquí.

......

 

ANA CECILIA BLUM

 

Y SI HAY ALGO QUEBRADO

no soy yo

es la tarde
la noche
las mañanas
los caminos
el tiempo

aún estoy entera
me sostengo
me soporto
si apenitas me riego
me colecto

¿O soy yo?

 

TODOS INVENTAMOS MADRUGADAS

las olas
como mujeres excitadas
golpean la roca

qué gotas de tiempo
se llevan las estrellas

hemos bebido todas las aguas

ya no hay sonrisa de corales
ni espacio en el ojo de la ballena

de la cima a la sima
solo queda
el fuerte abrazo del arrecife

......

 

JULIA ERAZO DELGADO

 

NADA

hoy seré lo que soy desde que he sido

he sido
quizá
hace siglos

quizá
hace nada

quizá
en el fondo de un pantano
que no es tiempo
que no es el espacio donde habito

fugazmente te encuentro
contigo hablo
(niño a niño)

como el agua entre tu cuerpo
cuando llueve

o mi boca con tus labios
cuando hay beso

es inútil pronunciar este misterio
que es lo simple o lo divino
o una de las nadas que tenemos

 

JUNTOS

traza el día sus dibujos cotidianos
un árbol una telaraña de plata entre sus hojas

los dos en un lado distinto de la vida
miramos el horizonte

uno
dibujado sobre un mar de zanahorias

otro
poblado de murciélagos que parten a la caza

antónimos frente al universo
juntos en el instante compartido

 

......

 

CARLOS GARZÓN NOBOA

 

VÍA CRUCIS

Me repugna la plegaria de los débiles:
comunes aves para cielos tan altos,
pequeñas bocas para senos tan grandes.

Yo, el verbo sin padre, el extranjero,
peregrino por desiertos buscando su imagen
y arrastro serpientes atadas a mi voz.

Quien tenga pies de hierro
que abandone sus sandalias y me siga:
MI SUDOR INCENDIA LOS CAMINOS.

 

ENVÉS DEL HIJO

La tarde es el preludio del hallazgo
cuando nuestro cuerpo ya sin karma se marchita,
y en el sueño se dirige a la noche más antigua
sobre tumbas, sobre cardos, con un hijo en el regazo;
pero, como ciegos que a destiempo tropiezan con su vista,
despertamos separados por la luz de un nuevo día,
en cuyo tallo florece, invisible, aquel hijo no engendrado.

 

......

 

XAVIER OQUENDO TRONCOSO

 

LA SOLEDAD QUE SE LE OLVIDÓ A MACHADO

La tarde caía
Triste y polvorienta
Antonio Machado
(Soledades)

 

En estas soledades,
en estas ausencias frías,
en estas oscuridades burdas

todo se contrae
se contraría
se corta.

Nada se aclara
se remoja
se crea.

Son soledades verdes,
inviernos con flor de menta,
cielos de petrificada esmeralda.

En estas soledades
me agito
y tomo un aire
que no alcanza a ser,
pero acompaña.

 

EL YO DEL FRÍO

Todo el hombre que llevo
se halla enlatado en esta mañana gris
que no convence a la piel.

Afuera solo hay niebla
y espuma en el cielo.

Hoy el hombre que llevo
no quiere deshacerme
ni empujarme a su vacío.

 

......

 

CARMEN INES PERDOMO G.

 

GRAFÍAS

I

Tu llanto se diluye en mis manos.
como música de cristales.

Tu mirada,
oscuro desvelo,
me inunda.

Me sumerjo en tu hálito
ausente.

II

La noche abraza lo oculto,
muestra sus filos de fuego
que caen en la pradera.

Dormitan su esplendor, pájaros lacustres.
Cantos trizados,
como un espejo que el silencio muerde.

En la cima del vuelo,
el viento desdibuja mi cuerpo.

III

Agua susurrante: la palabra.
Me hundo como náufrago
en las tinieblas.

Deambulo,
Desfallecida hasta volver
en una hoja en blanco.

 

......

 

CARLOS VALLEJO

 

NOCHE

Buscar lo intacto
con el índice del que sueña,
con la mano infinita del muerto.

Vagar como un grano de realidad
en el desierto,
y fundar el desierto entre los párpados.

Disolverse en aquello que se hunde:
las figuras de la lluvia entre los charcos,
un zapato empapándose de muerte.

¿Qué sucede entre lo innombrable
y la roca intacta del que mira?

Junto al espacio un segmento desnudo,
una flor rota por el viento y la noche,
un pez en el muro,
miles de páginas cerradas,
aire en el mar, un suspiro que hincha las velas…

Es el viajero,
la brisa de los trenes que nunca parten,
un escritorio cubierto de miedo,
y unas maletas llenas de papeles, de tinta: apariencias.

Es el barco vencido antes de la madera
y del árbol,
mucho antes de la semilla y su sueño…
mas el viajero parte hacia las frías arenas,
hacia las torpes banderas del tiempo
y divisa un territorio, una promesa en el viento,
una línea entre las manos:
es la noche, es el cansancio,
es la sombra del peregrino atravesando los cristales.

 

ECO

Doler las fronteras, el viento amplísimo,
tacto en los labios, ascuas, espejismos,
de pie, junto a la ventana.

Algo palpita, brilla tras los extintos manantiales,
esta orfandad, cicatriz o residencia,
yendo y volviendo
hacia ti, sin ti, entre las ramas, ahora secas.

Gira una palabra, reverdece, canta en mi boca:
cierro los labios
y aún te escucho.

 

~~~~~~

 

SOBRE LOS AUTORES

Marialuz Albuja Bayas (Quito, 1972). Ha publicado: Las naranjas y el mar, Llevo de la luna un rayo y Paisaje de sal. Antologías que han incluido su poesía: Poesía erótica de mujeres, Quito; Ciudad en verso, Quito; Universo cósmico, Ciudad de México, Nueva Poesía Hispanoamericana, Madrid, 2008. Su obra ha aparecido en revistas nacionales e internacionales de poesía. Algunos de sus textos se encuentran publicados en la colección permanente de la Academia Iberoamericana de Poesía. Tiene una colección inédita de cuentos, así como poesía infantil. Ha trabajado como docente en varias instituciones dentro y fuera del país. Se ha dedicado a la traducción de textos en inglés, francés y español y a la elaboración de textos para niños. Ha participado en algunos encuentros nacionales e internacionales de poesía. Su nuevo poemario está próximo a ser publicado.

Ana Cecilia Blum (Guayaquil, 1972) Licenciada en Ciencias Políticas y Sociales. Fue tallerista de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas. Ha ejercido la cátedra en Lenguaje y Comunicación a nivel superior. Ha publicado los poemarios Descanso sobre mi sombra, 1995 y La que se fue, 2008. Ha colaborado con algunos suplementos literarios del país. Desarrolla una intensa actividad literaria y de promoción cultural. Sus textos poéticos se incluyen en diversas antologías nacionales y extranjeras. Ha sido ganadora de varios premios y menciones. Actualmente se especializa en Lengua castellana en la Universidad Estatal de Colorado. Reside entre Ecuador y los Estados Unidos.

Julia Erazo Delgado (Quito, 1972) Licenciada en Ciencias de la Información. Ha trabajado en la cátedra de Lengua española en educación media y superior. Ha participado en diversos recitales de poesía en Ecuador y España. Ha publicado artículos periodísticos y textos literarios en diversos medios escritos. Su poesía consta en antologías como Ciudad en Verso y La voz de Eros, y en revistas literarias nacionales y extranjeras. Tiene inéditos dos libros de poesía: Verbal y Desde un pantalón pequeño.   

Carlos Garzón Noboa (Quito, 1972). Es autor del poemario Erial. Editor del Periódico de Poesía. Ha sido incluido en la antología Aldea Poética de la editorial Ópera Prima de Madrid-España y en la antología Ciudad en Verso. Sus textos también constan en revistas como Taller de la Hoja de Bogotá y en revistas del Ecuador como Línea Imaginaria, Ourovourus y Eskeletra.

Xavier Oquendo Troncoso (Ambato, 1972) Periodista y Doctor en Letras y Literatura. Estudió edición de libros en Madrid. Ha publicado 11 titulos, entre poesía, cuento, literatura infantil y antologías de la lírica joven del Ecuador. Su último libro Salvados del naufragio es una recopilación de su poesía de 15 años de trabajo. Representante del Ecuador en importantes encuentros poéticos y literarios en España, México, Colombia, Chile y Perú. Organizador de las cuatro ediciones de las Jornadas de poesía joven del Ecuador. Ha merecido diversos premios nacionales como el Pablo Palacio en cuento y el Premio Nacional de poesía, en 1993. Integra antologías nacionales e internacionales. El Municipio de su ciudad en 1999 le concedió la condecoración Juan León Mera por toda su obra literaria y de difusión. Es Editor, catedrático y editorialista de diversos medios de comunicación. Parte de su poesía ha sido traducida al italiano, inglés y portugués. Tiene un blog llamado www.salvadosdelnaufragio.blogspot.com. Su poemario Esto fuimos en la felicidad está por publicarse.

Carmen Inés Perdomo Gutiérrez (Esmeraldas, 1973) Es Periodista. Tercer Lugar en el concurso de poesía femenina Gabriela Mistral. Colabora en revistas y periódicos de país. Ha participado en recitales nacionales e internacionales. Es autora del poemario Silencio en llamas, 2005. Consta en las antologías: Mujeres poetas en el País de las Nubes, México, 2005-2006; Antología de poesía Rayentrú, Chile, 2007; Nueva Poesía Hispanoamericana, Madrid, 2007; La voz de Eros, 2006; Dos siglos de poesía erótica de mujeres ecuatorianas, 2006. Está próxima a publicar un nuevo poemario.

Carlos Vallejo (Quito, 1973). Ha publicado En mi cuerpo no soy libre, 2003, Fragmento de Mar, 2004 y La orilla transparente 2007, libro con el que ganó el Premio Nacional de Literatura Aurelio Espinoza Polit, 2007. Fundador-editor del Periódico de Poesía. Representante del Ecuador en el XI festival internacional de poesía en Cartagena, 2007. Facilitador de talleres de creación literaria. Finalista de la Bienal de cuento ecuatoriano Pablo Palacio, 2002 y 2003. Fundador-editor de Rueca Editores. Sus textos constan en varias revistas y periódicos del Ecuador.